jueves, 21 de enero de 2016

Melbourne y sus sonidos cibernéticos

                                                 




Los últimos años han sido prolíferos en la documentación y difusión de los trabajos que se realizaron en los laboratorios de informática musical durante los años cincuenta, siendo quizá la invención del CSIRAC uno de los menos conocidos pese a tratarse de la primera computadora musical y que originó el primer tema compuesto con este medio, aunque fuera una tosca canción popular de la que no queda ningún registro. Sin embargo el mastodóntico aparato sirvió como prototipo para innovar posteriormente en vídeo y señales de audiofeedback en la línea de otros ordenadores basados en arquitectura serial y con líneas de retardo de mercurio para almacenar datos. (Ver información más detallada en la web Audionautas). Inevitablemente CSIRAC se quedó obsoleto y hoy en día está expuesto en el Museum of Victoria de Melbourne, antes había pasado por la universidad de esta misma ciudad donde se creó casi simultaneamente un estudio de música electrónica generándose interesantes trabajos recopilado posteiriormente en una edición del sello Creel Pone que dirige Keith Fullerton Whitman.

A finales de los setenta aparecen en la ciudad músicos herederos de este ambiente, aunque con propuestas mucho más distendidas como Dennis García que pasó de experimentar con instrumentos de retroalimentación bio-mecánica a formar parte brevemente en la gira Low/Heroes de David Bowie siguiendo flirteos con las música disco en su Lp Jive to stay alive. Más renombre alcanzó Cybotron el grupo fundado por Steve Braund tras su estancia londinense marcada por grupos como Hawkwind o Gong quien contaba con otro oriundo de Melbourne como era Daevid Allen o los discos del rock alemán más planeador que encontraba en la primera tienda de Virgin. Los discos de Cybotron son muy irregulares aunque cuentan con algunos momentos recuperables como el que muestra el vídeo de esta entrada o la colaboración de otro explorador de la ciudad como Ian McFarlane quien previamente había editado el disco Void Spirit, una muy acertada combinación de electrónica, voces apropiadas y excentridades country editado por Neutron Star Records en 1979.





                                              Dennis García, Ian Mcfarlane y Cybotron





lunes, 11 de enero de 2016

Esplendor Geométrico, Roma 24-3-1986



Varios son los aniversarios que se han cumplido en el último año con Esplendor Geométrico, 35 de existencia como grupo, 30 de actividad como sello y en este año que empieza otros treinta de sus primeras actuaciones en el extranjero, concretamente en el Festival Divergences/Divisions de Bordeaux junto a gente como Laibach o Vivenza o meses antes, en marzo de 1986, su actuación en el Aula Magna della Sapienza de Roma dentro de las jornadas Immagini&sonorità industriali, una iniciativa que trataba de indagar en la imaginería de la arqueología industrial y su relación con el género musical del mismo nombre; el programa contó también con la actuación de Giancarlo Toniutti que acababa de publicar su disco La Mutazione en el sello Broken Flag. Todo fue ideado y realizado por Saverio Evangelista que cuatro años después entraría como miembro fijo en el grupo.

Para una formación que había tomado su nombre del manifiesto de Marinetti "Splendore  geometrico e meccanico e la sensibilità numerica" es significativo que su primera actuación fuera en Italia, las referencias que encontramos en el texto a lo agreste, la penumbra crepuscular, la corrosión y la putrefacción como una nueva belleza de sensibilidad contradictoria están absolutamente presentes en este periodo del grupo compuesto por Arturo Lanz y Gabriel Riaza como demuestra la cassette que recoge la actuación.

Treinta años después, Esplendor Geométrico recalará durante el próximo mes en el Festival Transmediale de Berlín donde los organizadores vuelven a incidir en una línea semejante al festival de Roma como refleja su presentación en el programa: "E.G. reflejan las tensiones y la ansiedad de los años ochenta en Europa y la áspera naturaleza de sus avances arquitectónicos y técnicos"; sin duda un destacado concierto a los que habrá que añadir también durante este año otros a celebrar en ciudades como México D.F, Medellín, Lima, Buenos Aires, Los Angeles, New York o lo más venidera que nos acercará a Barcelona en la Sala Apolo el Sábado 16 de Enero, desenfreno catártico asegurado.




    Danza dello Spendore Geometrico, fotograma del film Vita futurista de Arnaldo Ginna, 1916.