jueves, 25 de junio de 2015

Clonaciones de Akron

audio1


De todos es sabido el papel que dos ciudades como New York y San Francisco tuvieron en la música más experimental que gravitaba alrededor del punk en la última mitad de los setenta, sin embargo una búsqueda a otros territorios nos dió hallazgos como es toda la escena de Ohio con centros neurálgicos como fueron Cleveland y Akron con dos formaciones emblemáticas: Pere Ubu en la primera ciudad y Devo en la segunda, en esta ocasión intentaré rememorar esta última de una manera global, prometiendo futuras entregas mucho más detalladas en las formaciones inmediatamente mencionadas.

Los spud boys de Devo comenzaron en 1973 casi más como un grupo de performance a pesar de que que Gerald Casale pasara casi furtivamente por The Numbers Band, el grupo embrionario de toda esta escena, que también incluiría a Chris Butler, músico esencial en toda esta saga que posteriormente recalaría en Tin Huey y Waitresses, formaciones con un común denominador de humor bizarro y sarcasmo heredados de gente como Captain Beefheart o los Sparks a los habría que sumar un cierto toque de art rock tipo Velvet Underground o Soft Machine, todo ello desarrollado en la capital mundial del caucho, una ciudad mecánica e industrial en una zona que no es de extrañar que fuera fotografiada por Bernd y Hilla Becher, que bien se podía emparentar a otras dos urbes como Sheffield o Düsseldorf con propuestas musicales con varios puntos en común.

Clubs como The Crypt o The Bank con su decoración art decó serían sus lugares de presentación y Clone Records el sello dirigido por Nick Nicholis, cantante de The Bizarros, sería el primero en publicar sus registros a los que poco después se añadiría en 1978 Stiff Records con dos discos como el B-Stiff de Devo y Akron Compilation donde aparecen varios de los nombres aquí reseñados más el impagable trio Chi Pig formado por Deborah Smith y Susan Schmidt, un grupo con apenas discos publicados pese a una dilatada trayectoria que incluye su inclusión en el grupo Friction de Peter Laughner o haber coescrito algún tema del tercer Lp de Devo, he de confesar que su tema Apu Api incluido en la recopilación y el tema que le sigue y cierra el álbum, Clones de Waitresses, no paré de oírlo en su momento. La siguiente recopilación Bowling Balls From Hell, imprescindible para impregnarse de todo el sonido de Akron vendría de nuevo de la mano de Clone Records con maravillas como Ralph Carney (miembro de Tin Huey) o todo un descubrimiento como eran los diferentes interludios electrónicos de Dennis Defrange, otro enganche personal de la época, del que nunca más se supo.

                                                       Los primeros días de Devo





                                 Estudio de Dennis Defrange, uno de sus pocos rastros.



Disco de Bizarros editado por Sordide Sentimental, el sello de Jean Pierre Turmel, gran conocedor de todo el avant garage americano


                                 
                           Alrededores de Akron fotografiados por Bernd y Hilla Becher





viernes, 12 de junio de 2015

Buñuel electrificado, ruidos y música infernal





Hace poco un pase televisivo de Viridiana me recordó algo que había olvidado, como es el hecho de que su insólito final viniera acompañado con música de rock and roll a cargo de Ashley Beaumont con un tema llamado Simmy Doll, algo que volvería a repetir en otro final antológico como es en Simón del desierto en este caso con el grupo mejicano The Sinners ejecutando Carne Radioactiva en un electrificante concierto que la protagonista Silvia Pinal califica como "el baile final", la escena es precedida por el ruido de los rascacielos neoyorkinos que han sustituido la alta columna donde meditaba el santo Simón, curiosamente dos años antes en 1963 Kenneth Anger en su filme Scorpio Rising pervertía la pantalla con unos jóvenes motoristas rockeros siguiendo a su líder que es simultaneada con los discípulos siguiendo a Jesucristo, la singularidad de estos dos finales pueden acaso entenderse por la aversión que sentía  al rock como se puede ver en este extracto:

¿Se imaginan ustedes lo que debe haber sido el silencio en la Edad Media? Salía usted del pueblo o de la ciudad y a los pocos pasos se hallaba el silencio, o los sonidos naturales, que son maravillosos: el canto de los pájaros, el de las cigarras, o el rumor de la lluvia. Eso lo hemos perdido en nuestra época. Hay un instrumento infernal, que podía realmente haber inventado el diablo, o un enemigo de la humanidad: la guitarra eléctrica. Qué época diabólica la nuestra: la multitud, el smog, la promiscuidad, la radio,etc. Yo volvería encantado a la Edad Media, siempre que fuese antes de la Gran Peste del siglo XIV. (Buñuel por Buñuel, Tomás Pérez Turrent/José de la Colina)

Es sabido que en general a los surrealistas les interesaba poco la música y por ello poco profundizaron en ella, pese a ello Buñuel desde el principio empezó a considerarla, así pese a que Le chien andalou es muda, contaba con instrucciones para sus pases que incluían disco de tango y pasajes de Tristan e Isolda que se repetirían en un filme clave en los inicios del lenguaje cinematográfico como es  L'Age D'or junto a otro elemento recurrente como son los tambores de Calanda o absurdos conciertos a los que acude la clase burguesa. Sin embargo con el paso del tiempo la música fue añadida con desgana, obligada en gran parte por los acuerdos de la industria cinematográfica mejicana. En su regreso a Europa contó en sus filmes españoles con el músico Gustavo Pittaluga que había pertenecido al Grupo de los 8 muy influenciados por el grupo parisiense Les Six y ya en Francia el técnico de sonido Guy Villette materializó el creciente interés de Buñuel por los ruidos en contraste con la música, algo que tenía evidentemente mucho que ver con su sordera que le hacía muy bien apreciar las bajas frecuencias, en este período seguirían apareciendo obsesiones sonoras del mundo buñueliano como las campanas, los pianos o los tocadiscos.


    Collage aparecido en el estudio La música en el cine de Luis Buñuel por Rafael Gabás Arcos


                                                        Fotograma de Scorpio Rising