martes, 27 de noviembre de 2012

DON DELILLO Ruido Selectivo





Nota sobre el ruido selectivo. Hace cuarenta y ocho horas estaba monitorizando los datos en la consola de la misión cuando se metió una voz en mi informe del Mando de Colorado. Era una voz sin realce, cargada de estática. Comprobé mis auriculares, comprobé los interruptores y las luces. Unos segundos después se restableció la señal del mando y oí a nuestro oficial de dinámica de vuelo pedirme que cambiara el frecuenciador de sentido redundante. Lo hice, pero el resultado fue que volvió la débil voz, una voz que traía consigo un patetismo extraño e inconcretable. Creí de alguna manera identificarla. No a quien hablaba. Era el tono lo que identificaba, la conmovedora cualidad de algún hecho tierno y a medias recordado, incluso a través de la estática, la neblina sónica.

Fragmento del cuento de Don DeLillo Momentos Humanos de la Tercera Guerra Mundial, que me venía a la cabeza en la pasada entrada dedicada a Orfeon Gagarin y recordar uno de sus primeros temas Not is possible landing, ambientes de aislamiento y soledad cósmica y como dice el escritor, la tierra como lumbre psíquica.



                               Pinturas del artista alemán Gerhard Richter, influencia declarada
                               de Don DeLillo, referenciado en otro cuento del libro El Ángel Esmeralda


sábado, 17 de noviembre de 2012

ORFEON GAGARIN EN EL NO NO LOGIC 2012



Cuando en el 2006 me dieron la noticia que Miguel A. Ruiz había dado un concierto en el Instituto Cervantes de Moscú, pensé que el espíritu de Yuri Gagarin le había recompensado después de haber sido homenajeado su figura a través de Orfeon Gagarin, el alias más habitual con que ha firmado sus trabajos desde 1984 con su legendaria primera cassette editada en su propio sello Toracic Tapes, a las que siguieron otras en otros sellos con colaboraciones de otros agentes de la escena experimental y electrónica madrileña como Francisco López, Luis Mesa o Hector Hernandez y diferentes seudónimos como Funeral Souvenir, Ventral Metaphor o Exhaustor. Mención destacada sería su disco Encuentros en la Tercera Edad editada por el efímero sello alemán Hamburguer Musikgesellschaft creado por Asmus Tietchens, al quien dedicó un inolvidable especial en mi programa Los Silencios de la Radio.

Una de las mayores percepciones que tiene su música es una tensión futurista en que la atracción a la máquina te puede producir tanto placeres como fallos irreparables, como muestra su último trabajo basado en la figura del cosmonauta ruso Vladimir Komarov (también revisado y suplantado por Joan Fontcuberta), estos ambientes cautivaron al cineasta Velasco Broca con quien ha colaborado en su propia productora Batan Bruits. En relación a todo esto unas declaraciones de Miguel Angel a la revista Keyboard:

No es cuestión de prestar atención al sonido de los sintetizadores, lo realmente instructivo es observar durante mucho tiempo los paneles de control, incluso en noche cerrada, atendiendo a los zumbidos internos del aparato y posibles fallos de alimentación.

La edición de este año del Festival No No Logic cuenta con en la programación concretamente el viernes 23 a las 19 horas en el Convent dels Angels junto a otro agitador espacial como es el alemán Schlammpeitziger. Altamente recomendable.





              Cabecera de su blog Arritmias en la Noche donde pudes escuchar muchos de sus trabajos

lunes, 5 de noviembre de 2012

EL PAISAJE DE SUEÑO MINERAL DEL CAP DE CREUS



Pasamos una tarde digna de los dioses. Todos estos acantilados son torsos de Fidias en formación. El lugar más bello del Mediterráneo se encuentra exactamente entre el Cabo de Creus y el águila de Tudela. La belleza suprema del Mediterráneo se asemeja a la de la muerte. Los acantilados paranoicos de Cullaró y de Francalós son los más muertos del mundo. Ninguna de sus formas fue jamás viviente ni actual.
Salvador Dalí. Journal d'un génie

Es inevitable pensar en el pintor de Figueres cuando uno acude al Cap de Creus,  el recordaba que era la primera persona que veía el amanecer en la península, lo cual es completamente cierto pues estamos ante su punto más oriental, un despertar hiperesférico ante rocas de más de trescientos millones de años surgidas de un cataclismo de más de quince kilómetros de profundidad a temperaturas de 650 grados, toda una morfología visionaria que le llevó a pintar algunos de sus cuadros más representativos como puede ser El Gran Masturbador. El entusiasmo por el lugar le llevó junto a Buñuel a intruducir sus paisajes en su segundo film L'age d'or donde Max Ernst lidera unos bandidos que esperan a los arzobispos putrefactos a su llegada a Cala Culip.

Todos estos recodos estuvieron durante bastantes años dentro del perímetro del Club Méditerranée, siendo su disfrute exclusivo para sus socios, pero cuando se aprobó la ley de costas me amparé en su texto para poder visitarlo y tras varios reparos de la dirección poder introducirme en sus instalaciones y poder disfrutar de este paisaje crepuscular, mezclado por una arquitectura de vacaciones con enclaves como el campo del tiro con arco bajo la inmensa roca del Águila, las pistas de tenis invadidas por vegetación y arena negra o las modestas antiguas casetas de pescadores con los trajes de neopreno de los buceadores en su entrada, todo un mundo digno de Ballard o Houellebecq, que recientemente ha acabado aplastado por las excavadoras para recuperar su aspecto original.





                                         Enclave originario del Gran Masturbador

                                                         Luis Buñuel y Salvador Dalí

                                                  L'age d'or

                                         Foto de Man Ray

                                          Club Méditerranée. (Foto Blog Última Visita)